viernes, 14 de julio de 2017

debate sobre el estado de la nación

La información hoy es libre, gratuita y certera, en "la red"... puedes acceder a todo... a todo lo que te engañen quienes siguen engordando sus lorzas de dólar, €, yen o vayá usté a saber qué mierda de papel moneda o papel plata, que todo vale, sí, no se crean, los ricos también utilizan Albal, aunque no sea, en su caso, para envolver el chopped a punto de caducidad de la merienda de su hijo, tal vez su única y mejor comida, más si tienen la suerte de, por estar desempleados, compartirla con él porque no pueden dejarlo al cargo de una inmigrante sin papeles ni alta en la seguridad social que se gana unos dinerillos cuidando retoños ajenos mientras los propios esperan la expropiación impropia del fin de mes de a diario que intenta solventar el cabeza de familia, tan marroquí él, tan islámico, tan de trabajar de sol a sol, también sin papeles, para recluir a su esposa en las cuatro paredes de la dictadura integrista... en fin, basura con la que sólo pretendía ilustrar esta foto con que ilustro la página, tomada antes del homenaje que se celebró en honor a un tal Miguel Ángel Blanco, asesinado por ETA, tiempo ha, militante del mismo partido cuyos gobernantes vemos en la instantánea bailar, con felicidad y desenfado, marca España, ante tamaña celebración de dolor... momentos antes, ya digo, del citado homenaje en que el público abucheó a Raimon por cantar en catalán, y a José Sacristán, por comunista, y sobre el que prefiero no extenderme... sólo decir que la foto, inexplicablemente, ha desaparecido de la noticia que ilustraba el momento, en ese periódico que tanto hace hoy por mantenernos informados y no perder la huella del pasado... salvo si el pasado, como el presente, hiede, apesta, Channel nº 5 con aromas de cloaca...

Aznar, Botella, y otros cuantos honorables "ciudadanos" celebrando el previo al homenaje por la muerte de Miguel Ángel Blanco, 10-09-1997, cortesía de "la red"

... afortunadamente, queda la voz de los poetas... esos bichos raros que se declaran en huelga de agasajos y que viven día a día con la única esperanza de contemplar el venidero... 

... afortunadamente, en este maldito terruño, queda la voz de Javier Vayá... y dice así:

"No habrá en ninguna sede del PP pancartas con fotos gigantes del hombre de 54 años muerto por trabajar a una sensación térmica de 180 grados. Como no la hubo por la anciana muerta por incendiarse la vela con la que alumbraba famelicamente el impago y la miseria. Ni por quienes se lanzaron por la ventana ante el desahucio, ni el mes pasado que hizo veinte años de la ruin masacre en Hipercor.
No, no habrá homenaje alguno, más allá de dos hierros formando una cruz y unas exiguas flores en el lugar al que sus compañeros tienen que volver inmediatamente al tajo. No hay tiempo para llorar, la vida, el curro siguen. Porque los medios, esas ratas aullando la voz de su amo, ya han dicho que es una víctima de la ola de calor. Como dicen que las mujeres ASESINADAS por hombres son "halladas muertas" o "víctimas de la violencia de género". Porque el terrorismo de estado es una quimera, porque la violencia la ejercen los antisistema, nunca el sistema capitalista. Porque decir que los recortes matan te puede costar una querella, aunque lo sepa todo el mundo, aunque lo sepan perfectamente los votantes del PP cómplices. Porque hay que beber mucha agua, poner denuncias, no enseñar las tetas, aplaudir al rey, no viajar a Venezuela, leer a Mónica Carrillo y Belén Esteban.
Perdón. Escribo esto desde la más absoluta rabia, desde el más profundo asco. Los veo dándose golpes en el pecho, hablando de dignidad y víctimas mientras se mean en las cunetas. Recuerdo a Pilar Manjón y los insultos y amenazas de muerte desde propios miembros de asociaciones de víctimas del terrorismo (si no me equivoco públicas y jamás alcanzadas por la mordaza). Los veo robando y negando y tú más y se me revuelven las tripas. Perdón. Tal vez como siempre esto solo sea rabia y demagogia.
Yo que he estado arrastrando un carro de propaganda por pueblos de cuestas empinadas a 40 grados 12 horas por menos de 700 euros solo les pediría una cosa. Ahora que la recuperación económica es maravillosa, cuando vean a esa chica con un peto de una ONG en la calle, a ese repartidor de propaganda, a ese operario o vendedora al sol, sean amables. Ofrezcanles una sonrisa, una palabra de ánimo o incluso un vaso de agua. También les pediría que a los artífices de todos estos crímenes, a los de la dignidad corrupta, ni agua. Pero, claro, eso quizá sea mucho pedir."

Lástima que a Javier a mí, comprendo ahora, nos sobraron las palabras... ¿o tal vez sea que falten buenos entendedores? A Javier y a mí, creo, nos sobró rabia y demagogia... o El asco indecible, que dijese Miguel Sánchez-Ostiz, ese otro poeta